Presente

Foto: Doug Dubois

 

Lo que escriba mañana será el hoy abotargado, el despiece laborioso de lo que hoy me aturde
y me entorpece la razón o el sentimiento.

Lo que escriba mañana no será otra cosa que el presente muerto,
eviscerado y limpio
(puesto debajo del grifo durante un rato, para limpiarle sobretodo
la sangre de las entrañas como he hecho hace rato con la caballa,
quizá escriba mañana también sobre eso,
sobre la rápida y sencilla preparación, un día cualquiera,
de una caballa al horno con puerro y cebolla)

Quizá lo de mañana sea otra cosa diferente al hoy, a esta realidad ensimismada,
tan desabrida que es difícil atenderla con un poco de sabiduría,
perversa realidad adherida a la realidad.

Lo que escriba mañana es imposible verlo hoy con claridad,
la claridad limitada de las palabras.
Tengo un par de temas en mente.
La muerte de mi padrino.
La excursión de los pequeños esta mañana.
Y acabo de incluir a la caballa, sus ojos acuosos y su brillo metálico.

Lo que escriba mañana tendrá que ver, ya lo veis, con la muerte, irremediable.
Desaparición y homenaje. Eso es. Edades.
Es violento el recuerdo. Dulce, melancólico, violento.

Cosas aparentemente contradictorias. Sí. Pero eso debe ser la vida, claro. Pero así debe ser la vida.
Mañana será el tiempo de las palabras.

  1. nines martín

    y porque nos escondieron de niños la muerte y el tiempo era presente, enorme e infinito,
    Una madre en mi calle se desespera porque su pequeño se entretiene con algo que lleva en las manos… el niño se para a examinar su chuchería, está presente en su presente, Vamos Carlitos, que llegamos tarde a casa de la tía, dice su madre… qué sabrá Carlitos de recorridos, del transcurrir del tiempo, de proyectarse en el futuro…
    Y a la mitad de la vida, o porque perdemos a alguien que queremos, o porque estamos enfermos nos toca pensar la muerte… y mejor no hacerlo mucho…no vaya a ser que nos perdamos el presente…
    Voto por la receta de caballa al horno con puerro y cebolla!

  2. Acabo de leer la nota de Fabián Casas para Orsay#2, ‘El padrino’.
    El PDF aquí: http://issuu.com/revista_orsai/docs/orsai_n2. pg. 162.
    Hay también otro artículo que me recordó a ti, ‘Educando al extraño’, de Santiago Roncagliolo, pg. 172.
    Cosas, de sábado tirada en el sofá con los animales durmiendo encima.
    Y besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: